mejor-seguro-coche-advans-01
mejor-seguro-auto-01

¿Qué es un seguro del automóvil?

Es un seguro obligatorio por ley que debe cubrir, como mínimo, los daños que le ocasionemos a un tercero.

¿Cuáles son los factores que influirán en el precio de nuestro seguro?

Datos del asegurado: edad, antigüedad del carnet, historial de conducción, donde vives y conduces.
Datos del vehículo: antigüedad y estado del coche, marca y modelo.
Datos de la póliza: tipo de seguro que contratemos.

Tipos de seguro de automóvil.

Te explicamos las diferencias entre unas pólizas y otras. Ten en cuenta que esta información es orientativa, ya que cada compañía ofrece distintas coberturas, por lo que deberás preguntar a cada una de ellas.

A terceros.

Es el mínimo al que obliga la ley. Incluye el seguro de responsabilidad civil que se exige para conducir en la legislación española, así como la cobertura a los daños que causemos con nuestro vehículo a terceras personas, otros vehículos o daños materiales. Los daños que reciban tanto el asegurado como su coche quedan excluidos, aunque algunas compañías empiezan a ofrecerlo en esta cobertura básica, así que es importante comprobarlo.

Esta póliza también incluye la reclamación al Consorcio de Compensación de Seguros por daños personales o al vehículo asegurado en casos de catástrofes naturales o actuaciones de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y Fuerzas Armadas en tiempo de paz.

Terceros ampliado.

A medio camino entre un seguro básico a terceros y un todo riesgo, tenemos el seguro a terceros ampliado, que cubre las situaciones de riesgo más habituales. Estas coberturas extra pueden ser: incendios, rotura de lunas, robo, defensa jurídica, recurrir multas…

Todo Riesgo.

Este tipo de seguro cubre todos los daños causados tanto a terceros como al conductor y su vehículo. Estas pólizas también incluyen facilidades como vehículos de sustición

> Con franquicia.

Son pólizas más baratas pero que solo cubren parcialmente el coste de los daños. Siempre que los gastos sean menores a la franquicia contratada, el tomador del seguro deberá abonar el total. En caso de que que el daño sea mayor, el tomador pagará la franquicia y la compañía aseguradora el resto.

> Sin franquicia.

Estas polizas son más caras pero la compañía aseguradora se hace cargo de todos los gastos en todos los supuestos.

Coberturas adicionales más habituales

iconos_colaborador_advans_01

Robo

icono_seguro_hogar_advans_04

Asistencia en carretera

icono_seguro_auto_advans_02

Rotura de lunas

icono_seguro_auto_advans_01

Incendio, rayo o explosión

icono_seguro_salud_advans_01

Asistencia médica

Preguntas frencuentes

Sí, en España es obligatorio asegurar nuestros vehículos (coches, motos, caravanas…) con, al menos, el seguro a terceros.

Habitualmente, los partes se dan por teléfono o a través de la zona de clientes de las páginas web o aplicaciones móviles de las distintas compañías aseguradoras.

Generalmente, y debido a características esenciales de los seguros, como la antigüedad del tomador, hay que cancelar la póliza y hacer una nueva, aunque en determinados supuestos, como el cambio o cese de actividad o el fallecimiento del tomador, sí podría cambiarse el titular.

Es la parte económica que el tomador debe asumir en caso de que ocurra un siniestro y haya que reparar el vehículo.

Generalmente la franquicia se aplica al total del siniestro, aunque debemos mirar este caso concreto en cada Condicionado Particular, ya que podría variar según la compañía aseguradora.

Sí, siempre y cuando el vehículo tenga un seguro en vigor y que tus características como conductor sean, como mínimo, las del tomador (en cuanto a edad y años de antigüedad del permiso de conducir).

En la práctica las compañías aplican esto estableciendo una edad mínima de 25 años de edad y 2 años de antigüedad con el carnet de conducir.

Para casos como el mencionado en la pregunta anterior, en el que queremos que un conductor que no cumple las características de 25 años de edad y 2 años de carnet de conducir, existen figuras como la del conductor ocasional, ya que si el conductor sufre un accidente y no cumple ambas condiciones, la compañía puede legalmente no cumplir con las condiciones especificadas en la póliza.

El valor venal es la cantidad económica a la que tendrías derecho en el caso de un siniestro total del vehículo.

En estos casos el mejor seguro es un seguro a terceros básico o ampliado, ya que, aunque puedes elegir el seguro que prefieras, un seguro a todo riesgo tendrá un precio muy elevado debido a que la antigüedad del vehículo hacen más probable sus averías.